Nuevo sujeto político que desde hace cuatro meses preparan algunas fuerzas de izquierdas en Catalunya: Barcelona en Comú, ICV, EUiA y Podem; junto con los esfuerzos de otras personas no vinculadas a estos partidos, pero que ven esta oportunidad como “histórica” para instaurar un nuevo “modelo de país” alejado del relato procesista de los últimos años y capaz de acabar con “la hegemonía convergente “.