La prensa se hacia eco hoy 10 de Enero de 2019 de la siguiente noticia

Racismo en un autobus de Vitoria: “Soy militar, llevo 20 años matando gente como tú”

Así lo recogía la edición digital de El Periódico
Al parecer hay una discusión entre el chofer y la usuaria en torno al cierre de un patinete tras lo que hay ese comentario y esa amenaza que aparece resaltada por otro usuario. Así lo recogía El Mundo

“Tras una discusión entre el chófer y una mujer de raza negra, uno de los pasajeros espetó a la chica que “soy militar y llevo 20 años matando gente como tú”.El acalde de la capital alavesa, Gorka Urtaran, ha comparecido este jueves para dar su apoyo al conductor del autobús señalando que el recordar a una usuaria el reglamento no es censurable en ningún caso, aunque tal vez las formas no fueron las más adecuadas, y que su comportamiento no fue “xenófobo o racista” ver en https://www.elmundo.es/pais-vasco/2019/01/10/5c373497fc6c83727f8b4591.html

Y aquí el vídeo
En principio el incidente no habría tenido tan gran repercusión si no se produjera en el contexto de los discursos machistas, patriarcales, xenófobos y racistas de determinados sectores de la derecha mas reaccionaria con la  que pacta y acuerda puntos el PP para auparse a la presidencia de Andalucía con el apoyo mas o menos titubeante en esos pactos de Ciudadanos. Pero también si el Alcalde del PNV, Sr. Urtarán, no hubiera hecho comentarios tratando de quitar importancia y negando su tinte racista, alcalde que hay que recordar fué aupado a la Alcaldía siendo parte de una fuerza minoritaria pero apoyado frente a los discursos racistas y xenófobos del anterior alcalde del PP, Sr. Alonso, lo que hace mas relevante su declaración.
Lógicamente esto provoca una reación entre los sectores progresistas de la ciudad y origina un acalorado debate.
,
Esto me recuerda aquel acontecimiento de 1955 en Estados Unidos y a su protagonista también mujer, tambien negra, que desencadenó el movimiento de defensa de los derechos civiles y la lucha contra el racismo y la desigualdad de derechos.
Evidentemente el trabajador que indicó a Rosa Parker en 1955 que debía abandonar el asiento porque estaba reservado a personas blancas también era un trabajador y también indicaba que se cumplieran las normas.
En 1955, Parks se negó a ceder su asiento en un autobús público de Alabama e impulsó el fin de la segregación racial en EEUU. Un “incidente” que provocó una inmensa movilización de solidaridad y protesta de la ciudadanía negra en EEUU que acabó en una larga oleada de manifestaciones, sentadas, detenciones, apaleamientos, etc… contra la discrimación racial en EEUU.
Desde luego el movimiento popular y ciudadano tiene que oponerse radicalmente a toda forma de sexismo, racismo y clasismo… Los discursos racistas y sexistas que promueve el Vo (ismo) -me niego a citarlo- con el apoyo y contubernio de la derechona PP y Ciudadanos debe enfrentarse a un muro de defensa de equidad, derechos humanos, interculturalidad y oposición a cualquier forma de segregación.
Si el efecto Maroto provocó una reación que llevó al Alcalde Sr Urtaran a la cabeza del consistorio vitoriano por oponerse a sus lodos. Resulta curioso su no oposición neta y decicida a este “incidente” y a su gravedad ante el crecimiento de los discursos antiinmigración y el negacionismo con la violencia machista, sexista y patriarcal, las exigencias de expulsión, los discursos ferozmente xenófobos de “vienen a quitarnos el trabajo” o se les privilegia en pisos, servicios sociales y/o médicos, o la RGI,.. Discursos, estos, mas propios de la Inquisición que de la época de defensa de los Derechos Humanos, la riqueza cultural de la diversidad, de que no es admisible la clasificación de seres humanos como ilegales,..
Y de reconocer que necesitamos aportes sociales, económicos y demográficos a nuestras sociedades cada vez mas envejecidas y donde las desigualdades, el paro, la pobreza y el precariado, afecta a los de aquí y a los que vienen y/o se van, a los que les aporrean por un gaztetxe (discutible actuación municipal de la mañana del dia de Año Nuevo 2019) o por oponerse a un deshaucio o por reivindicar derechos como trabajador@s por un expediente de regulación o por oponerse a un convenio … o incluso de quienes ni tienen fuerza para protestar…
Defensa y compromiso con Derechos Humanos de los que están encima de un valla o a los que no se les deja desembarcar en un puerto del mediterráneo o a quienes se las acusa de no haberse defendido hasta morir en una violación colectiva o una tanda de golpes o de un navajazo que te lleve al otro lado… Nuestro compromiso entiendo tiene que estar claro… No a cualquier forma de racismo, sexismo, clasismo, no a la violencia del poderoso contra los y las débiles, no a la segregación, no al patriarcado y explotación, no al empobrecimiento, no a la victimización de quien sufre la violencia del sistema capitalista, xenófobo, violento y patriarcal.
Al menos estos son entiendo que son compromisos de un Estado democrático y de derecho. Empoderar, comprometerse, defender a los y las débiles defendiendo sus derechos, sus libertades, su condición de personas, del derecho a ser cuidad@s e integrad@s e incluid@s en el medio social en que han optado por vivir, ser ciudadan@s y trabajar. Es un problema de principios éticos y políticos con que encarar y analizar el comportamiento social… Al menos personalmente asi lo he defendido y promovido en mi actuación educativa y en mi actuar sociopolítico…, me preocupan e indignan el ascenso de discursos neofascistas y ultrareaccionarias en cualquier parte de nuestras sociedades y creo que debemos levantar muros antes de que vuelvan los muros franquistas como hoy mismo denunciaban mas de un centenar de organizaciones feministas, sociales y del mundo de la investigación científica.